Francia y la institucionalización de la islamofobia

El mundo occidental se ha encargado de construir un imaginario colectivo de los musulmanes, de los árabes, del islam, que les ve como entes homogéneos, que no responden a las lógicas occidentales, blancas, europeas, cristianas. Se les asocia principalmente con violencia (terrorismo), por lo tanto, se piensa que su establecimiento en países europeos representa una amenaza para la seguridad de los ciudadanos.

Para fines de este texto, se toma la definición de islamofobia hecha por el Consejo de Europa, que le considera como “[…] el temor o los prejuicios hacia el islam, los musulmanes y todo lo relacionado con ellos. Tome la forma de manifestaciones cotidianas de racismo y discriminación u otras formas más violentas, la islamofobia constituye una violación de derechos humanos y una amenaza para la cohesión social”.[1]

Debido a los altos flujos migratorios de Medio Oriente y África a Europa, la discriminación y el racismo se han exacerbado. En este caso, se analizará el caso de Francia, pues en los últimos días, el presidente Emmanuel Macron realizó declaraciones sobre el islam que fueron consideradas como un ataque por países como Turquía, Bangladesh, Arabia Saudita, Pakistán, entre otros.

A principios del mes de octubre, en París fue decapitado Samuel Paty, profesor de secundaria de 47 años de edad. Durante una clase de educación moral y cívica en la que se discutía sobre la libertad de expresión, mostró caricaturas del profeta Mahoma. Al tener alumnos musulmanes, esto les resultó ofensivo, por lo que Paty recibió amenazas, la escuela tuvo quejas de padres que exigían su renuncia. Días después, Abdoulahk A., un joven de 18 años de origen checheno, que no tenía ningún vínculo con el profesor, lo asesinó, mientras que él fue abatido por la policía. Fue sabido que el padre de un alumno de Paty, inició en redes sociales una campaña en su contra, y antes del ataque había estado en comunicación con Abdoulahk, por lo que ya se procede en su contra.[2]

Por su parte, el presidente Macron señaló que se continuará defendiendo la libertad de expresión y el secularismo, que no se renunciará a las caricaturas. Asimismo, días antes había manifestado que el islam se encuentra en crisis en todo el mundo, que se necesita construir un “Islam de la ilustración” porque este integraría de mejor manera a los ciudadanos musulmanes al estilo de vida francés.[3]

Con las declaraciones anteriores, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha pedido a los turcos que boicoteen los productos franceses. De igual manera sugirió que Macron se realizara un chequeo mental, la respuesta no se hizo esperar, y el gobierno francés solicitó que su embajador se retirara de Turquía. Del mismo modo, el primer ministro pakistaní, Imran Khan, acusó al presidente francés de fomentar la islamofobia.[4]

Miles de personas se han mostrado indignadas ante de los planes que tiene el presidente francés para el islam. En Bangladesh han salido a manifestarse pidiendo el boicot a los productos franceses, y que se castigue a Emmanuel Macron por su islamofobia, igualmente, distintas cadenas de supermercados han retirado productos franceses de sus estantes.

Pueaa 2020 Web Blog Post27 Img1

En definitiva se debe dar fin a la violencia y extremismo, sin embargo, no se tiene que presentar a la religión (el islam), como única culpable y que por lo tanto, todo aquel que la profese es una amenaza para el orden estatal. En este sentido, las afirmaciones del presidente Emmanuel Macron, solo conseguirán una mayor polarización, marginalización, discriminación, y que actos extremistas sean inevitables.

Es cierto que la libertad de expresión es un derecho fundamental, que debe ser respetado y fomentado. No obstante, en Francia ejercerla en forma de sátira cuando se trata del islam, dado que la blasfemia es un derecho, ha traído consecuencias, por ejemplo, el atentado en 2015 por las caricaturas de Charlie Hebdo. Sabiendo que un porcentaje importante de la población en Francia es de origen musulman, este tipo de acciones deberían cambiar, no por el hecho de limitar la libertad de expresión, sino porque esas caricaturas o comentarios sobre los musulmanes y su religión encamina a la discriminación y racismo.

Francia es el país con el mayor número de musulmanes en Europa, con 5 millones de sus ciudadanos, aún así no se les asimila como parte de la comunidad, debido a que no responden a los valores tradicionales franceses. Al ver a los musulmanes como el otro, ajeno a su realidad, la islamofobia se normaliza. De acuerdo a datos del 2016, en Francia el 98% de los actos islamófobos tienen lugar en un marco instutucional o profesional.[5]

Aunado a esto, la violencia que viven las mujeres que profesan el islam es mayor, son ellas a las que se les puede identificar más fácil como musulmanas, y ser excluidas del espacio público y de oportunidades laborales. Para ejemplificar lo anterior, se debe considerar la siguiente información: desde el año 2004 fue prohibido el uso de velos en escuelas, en 2013 se autorizó el despido de mujeres con jiyab, en 2016 se prohibió el uso de burkini en playas, en 2019 a las madres con jiyab se les prohibió acompañar a sus hijos a distintas actividades escolares, pues sus vestimentas no ayudan a generar una atmósfera de confianza.[6]

De acuerdo a datos de la CCIF( Colectivo Contra la Islamofobia en Francia), para 2015 en París las mujeres representan el 81% de las víctimas de los actos islamófobos. La islamofobia atraviesa doblemente a las mujeres; por ser musulmanas y vestir con ropa que las identifica como tales (hijab, niqab o abaya) y por el simple hecho de ser mujeres se ven expuestas a ser agredidas con lenguaje misógino y a ser sexualizadas. [7]

De ahí que la islamofobia sea parte de un racismo cultural, en el que las costumbres, tradiciones, modos de vida y la religión son inferiorizadas frente a lo occidental (blanco, cristiano). Esto ha sido reproducido históricamente porque las personas que en la actualidad son discriminadas por motivos culturales y de raza son aquellas que provienen de las antiguas colonias europeas. En el caso de Francia, los musulmanes son en su mayoría de Argelia, Marruecos, Senegal, etc.[8]

Por último, es importante cuestionar este nuevo “Islam de la ilustración” que se busca establecer en Francia, pues reproduce un racísmo epistémico, que supone a lo occidental y europeo como la única fuerza capaz de crear los saberes correctos que inferioriza, hace parecer violentas, atrasadas las otras epistemologías, cosmologías y creencias.


NOTAS

[1] Observatorio islamofobia, (2018), ¿Qué es la islamofobia? [en línea], en Instituto Europeo del Mediterráneo. Documento en línea [Consultado: 26 de octubre de 2020]

[2] S/A, (2020), Decapitación en Francia: los reveladores detalles sobre los eventos previos al asesinato del profesor Samuel Paty [en línea], en BBC News. Documento en línea [Consultado: 26 de octubre de 2020]

[3] Subramanian, N., (2020), Explained: France, Emmanuel Macron and Islam [en línea], en The indian express. Documento en línea [Consultado: 26 de octubre de 2020]

[4] Hashim, A., (2020), Pakistan says Macron “encourages Islamophobia”, summons envoy [en línea], en Aljazeera. Documento en línea [Consultado: 26 de octubre de 2020]

[5] Kawtar, N., Hopkins, P., (2020), Where does Islamophobia take place and who is involved? Reflections from Paris and London, en Social & Cultural Geography, 21:4, 458 478.

[6] Elmacigil, O., (2020), Las mujeres musulmanas en Francia, en riesgo de ser totalmente excluidas de la vida social, en Anadolu Agency.Documento en línea [Consultado: 27 de octubre de 2020]

[7] Kawtar, N., Hopkins, P., (2020), Where does Islamophobia take place and who is involved? Reflections from Paris and London, en Social & Cultural Geography, 21:4, 458 478.

[8] Grosfoguel, R., (2014), Las múltiples caras de la islamofobia, en De Raíz Diversa. Revista Especializada en Estudios Latinoamericanos (Vol. 1 num. 1 abr-sep 2014) Documento en línea [Consultado: 27 de octubre de 2020]


REFERENCIAS

Elmacigil, O., (2020), Las mujeres musulmanas en Francia, en riesgo de ser totalmente excluidas de la vida social, en Anadolu Agency. Documento en línea[Consultado: 27 de octubre de 2020]

Grosfoguel, R., (2014), Las múltiples caras de la islamofobia, en De Raíz Diversa. Revista Especializada en Estudios Latinoamericanos (Vol. 1 num. 1 abr-sep 2014). Documento en línea [Consultado: 27 de octubre de 2020]

Hashim, A., (2020), Pakistan says Macron “encourages Islamophobia”, summons envoy [en línea], en Aljazeera. Documento en línea [Consultado: 26 de octubre de 2020]

Kawtar, N., Hopkins, P., (2020), Where does Islamophobia take place and who is involved? Reflections from Paris and London, en Social & Cultural Geography, 21:4, 458 478.

Observatorio islamofobia, (2018), ¿Qué es la islamofobia? [en línea], en Instituto Europeo del Mediterráneo. Documento en línea [Consultado: 26 de octubre de 2020]

S/A, (2020), Decapitación en Francia: los reveladores detalles sobre los eventos previos al asesinato del profesor Samuel Paty [en línea], en BBC News. Documento en línea [Consultado: 26 de octubre de 2020]

Subramanian, N., (2020), Explained: France, Emmanuel Macron and Islam [en línea], en The indian express. Documento en línea [Consultado: 26 de octubre de 2020]