Cine Debate África, 2018 – PUEAA UNAM

Como se sabe, África es un continente aún desconocido, estigmatizado y con conceptos erróneos, y qué mejor manera para eliminar todas esas ideas que introducirnos a su cine y entender la perspectiva de las personas africanas, la noción que tienen que occidente y como viven su día a día con su sociedad y familias. Las relaciones de México con varios países de África se han establecido desde hace varios años, razón por la cual su investigación y estudio a nivel político, económico, social y cultural debe realizarse de una manera más formal y seria por parte de las instituciones de gobierno y educativas más importantes del país.

El Programa Universitario de Estudios sobre Asia y África (PUEAA) en los meses de septiembre y octubre, realizó junto con el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC), todos los viernes, un Cine Debate con películas de África. Además, cada película estuvo acompañada de comentarios con africanistas y cineastas expertos en cada área. La inauguración estuvo a cabo por Alicia Girón, Coordinadora del PUEAA, Vania de la Vega, Secretaria Académica del PUEAA, José Luis Maya, Secretario Técnico del PUEAA, Javier Sacristán, responsable de Educación Continua, quien junto con Santiago Torres fueron los coordinadores de la actividad. Finalmente, María del Carmen Lara, directora del CUEC fue la primera comentarista de la película La Noire de… con la que se abrió el Cine Debate.

Las proyecciones fueron:

  • La Noire… de Ousmane Sembène, 1966. En esta película una mujer senegalesa es empleada por una pareja francesa que viven en el país africano, pero en vacaciones regresan a París y mandan por ella. Ella llena de ilusiones y entusiasmo, va a Francia, pensando que va a tener una mejor vida, pero no es así. Pasa a ser una esclava en la casa de sus patrones, solo sale a comprar comida, todo el día realiza quehaceres, situaciones que la van desanimando y para poner fin a ese estilo de vida suicidándose.
  • Le Retour d’un aventurier de Moustapha Alassane, 1966. La película muestra una persona que llega nuevamente a su pueblo natal de África, ya que vive desde hace unos años en Estados Unidos. Lleva consigo regalos para todos sus amigos, ropa e instrumentos de los famosos vaqueros del oeste, entre ellas pistolas y cigarrillos. Al principio todo es diversión, pero al pasar los días la situación se sale de control. La envidia, ego y ganas de ser más que las personas empiezan a mermar la supuesta amistad de la pandilla y comienzan las matanzas entre ellos y el castigo del pueblo que también se vio afectado.
  • Tabataba de Raymond Rajaonarivelo, 1987. Esta historia trata sobre el levantamiento de un pueblo en Madagascar en 1947 y muestra la resistencia africana contra el colonialismo francés. La perspectiva que se ve en la película, es desde un joven cuya su vida se vio afectada por la guerra y toda su familia. El paso de vivir “tranquilamente” bajo las reglas de los franceses, hizo que muchas personas se cansaran de tal situación y se juntaran para derrocar a sus conquistadores. En esta película se puede apreciar los cambios personales, emocionales y físicos que sufre tanto el protagonista como su familia al vivir tan de cerca una guerra de su pueblo, buscando la libertad, que al final lo consiguieron, pero que hoy en día, aún se encuentra muy inestable como país.
  • Los Dioses deben estar locos de Jamie Uys, 1980. Habla una tribu remota de un país africano. Caminando un día, uno de sus integrantes, se encuentra una botella de un famoso refresco. Piensan que es un regalo de los dioses y al ser llevado a casa, la paz se ve afectada por este objeto codiciado. La tribu de los bosquimanos se caracteriza por estar siempre en paz y en armonía, estos elementos fueron los que tomó el productor para crear la película que también fue causa de polémicas e indignación, por la burla y exageración de las personas africanas. A pesar de eso, el éxito fue más grande y se hicieron 3 secuelas más de la misma.
  • Hyénes de Djibril Diop Mambety, 1993. En un pueblo pequeño llamado Colobane, regresa Linguère Ramatou, una habitante del lugar que regresa, diciendo que es más rica que el mismo Banco Mundial. Los pobladores la reciben con júbilo porque piensan que pueden convencerla en invertir en el pobre pueblo, ella acepta, pero su generosidad tiene un precio: su antiguo enamorado Draman Drameh, quien hace 30 años negó a reconocer a su hijo de ambos, le pone precio a su cabeza, un cheque de 100 mil millones de dólares. Con tal cantidad la amistad, solidaridad y fraternidad que presumían tener este pequeño pueblo, se verá nulificada con tal de adquirir el dinero.
  • Bamako de Abderrahmane Sissako, 2006. En el barrio del mismo nombre, Bamako, han instalado un tribunal donde representantes y habitantes de la sociedad civil africana realizan un proceso contra las instituciones financieras internacionales: el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional quienes se les consideran los responsables de todas las desgracias de África.
  • Sombra Blanca de Noaz Deshe, 2013. La película muestra la vida de los albinos en la zona rural de Tanzania, ya que son perseguidos, acosados y mutilados por la creencia de que su piel y extremidades tienen propiedades curativas y mágicas. Una noche fueron atacados varios niños y niñas albinos y él pudo huir, sin embargo su madre lo manda a la ciudad para protegerlo, sin darse cuenta todo el peligro que también vive en ese lugar.

Entre los comentaristas y expertos estuvieron Javier Sacristán, Santiago Torres, Marco Reyes, Adriana Bellamy, especialistas en el continente africano, cineastas y académicos fueron quienes dieron su opinión al respecto de todas las películas. Y quienes pudimos presenciar todo el cine debate y las aleccionadoras pláticas que daban al finalizar cada proyección, en todas las películas se muestran elementos importantes de África: desde cómo viven y piensan cómo es el “mundo occidental”; como viven la discriminación; la esclavitud; el cómo aún varios países africanos creen en sus deidades y dioses y se mezcla con la vida cotidiana; además al ser países colonizados, se observan que ellos siguieron respetando creencias, costumbres y tradiciones de sus ancestros y tomaron prácticas del país europeo que los conquistó; las organizaciones e instituciones económicas internacionales, como con todos los países y los del continente africano no son la excepción, pareciera que en lugar de beneficiar y ayudar, las consecuencias son más caras. Sin embargo, al hacer cuentas, los países no tienen más de 60 años de ser independientes y han crecido lo suficiente como para tener una industria fílmica, nollywood, el cine de Nigeria, o que varias materias primas sean de calidad a nivel mundial. En lo político, también es un camino largo de recorrer, la corrupción y golpes de estado han mermado la estabilidad en varios países, y en otros las dictaduras. Todo el continente africano es un cúmulo de mezclas, diversidad y culturas llenas de historia, muy diferentes como lo vemos en Europa o América Latina. El reto de todas las personas que están interesadas en estudiar el continente es que abran sus perspectivas y entiendan desde África todo su entorno y no como se impone desde el mundo de occidente. Sí son diferentes, sí tienen situaciones negativas, pero también positivas y que no muchos hacen el reconocimiento, África tiene mucho que enseñarnos y nosotros tenemos demasiado que aprender, así el continente considerado el más atrasado, puede darnos grandes sorpresas en un futuro.